domingo, 27 de diciembre de 2015

CANTAMORA

Cantamora es el nombre que dan en Peñaranda a una casa rural y a la Asociación Cultural y Deportiva que anima el pueblo con diferentes actividades. Ya son dos los años que pregunto a mayores y jóvenes por este nombre: de dónde viene, qué historia tiene, si es persona o algún ser mitológico, etc. Pocos saben algo y vienen a denominarla "princesa", por un texto que una profesora cuando iban al colegio repartió entre sus alumnos, en el que así hacía referencia. Estoy a la espera de que encuentren dicho texto.

Lo que sí que he encontrado en la web es esta mención al "hada Cantamora":

El Castillo de Peñaranda, Monumento Artístico de la Provincia

DOMINGO JIMENO,
ACADEMICO DE LA HISPANO-AMERICANA  DE CIENCIAS Y ARTES DE CÁDIZ.

Peñaranda de Duero- 17—IX-1931.

"Situado el Castillo en un altozano, desde él se contempla el más bello panorama; el viajero que por primera vez escala sus murallas. queda absorto ante el soberbio horizonte; al Sur y Este los castillos de Langa de Duero y Coruña del Conde, se dibujan a lo lejos como siluetas esfumadas de pequeñas embarcaciones en un mar alto, azul, intenso; al Poniente, una cinta blanca y esmeralda señala la carretera de Francia, extendida sobre la parda tierra castellana; abajo, los rojizos tejares de las casas y la vega feraz serpenteada por el río Arandilla, y en las noches serenas de luna, llega como un murmullo de selva, la canción salmódica del padre Duero.

Algunas leyendas se han fantaseado sobre esta fortaleza para dar mayor sabor al carácter medieval de la época. El hada encantada o «Cantamora» cuya voz aún resuena en el eco sobre los lienzos de la torre del homenaje; el diablo en sus excursiones nocturnas también dejó señalada su huella en la rojiza roca; tesoros y secretos enterrados que han despertado la curiosidad de unos y la ambición de otros, socavando sus murallas sin conseguir encontrar el soñado vellocino. "

Por lo que a mi entender ambas acepciones, princesa y hada, son perfectamente compatibles si la leyenda ahora perdida en la memoria del pueblo hubiese sido algo así:


LEYENDA DEL HADA CANTAMORA

Desde la lejana Al-Andalus a tierras de Castilla
Llegó, esposada y vencida, la flor del virreinato.

Princesa de la morería, joven hija del califa, 
doncella noble y hermosa, que al mirarla hechiza 
a todo aquel que la observa desde cerca o desde lejos.


El noble cristiano, Don Alonso “el mirandés”, 
ganando en justa batalla la plaza de Granada,
arrancó tan dulce prenda de su corte berberesca y,
altivo y caballeresco, depositó la joya en Peñaranda,
en su castillo roquero.

La melancólica dama, pena entre los muros y en las 
noches de luna nueva, vierte convulso llanto
por sus jardines perdidos en tierra andalusí.

Don Alonso enamorado ofrece su corazón guerrero, pero 
la pena gana y en el más hondo desconsuelo,
canta la mora en la torre con melancólico acento y 
al pasar de los días se consume en los silencios.
Atrapada queda en espíritu y alza su alma a los cielos
para siempre cautiva en Peñaranda de Duero.

En los días más brillantes y en las noches estrelladas
se percibe a Cantamora en la visión de un hada.
Hada de buenaventura, hada que canta y encanta.
Hada que nos recuerda otros tiempos y otras danzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario