viernes, 6 de febrero de 2015

Las Águedas 2015 en Diario de Burgos


DIARIO DE BURGOS.ES


Tradiciones / Santoral


Y ellas retomaron el mando
I.M.L. / Peñaranda de Duero - viernes, 6 de febrero de 2015



Las mujeres peñarandinas reeditaron su "golpe de estado" pacífico y recibieron el bastón de la Alcaldía de manos de su democrático poseedor. Las féminas de toda la Ribera se sumaron a la celebración de su patrona, Santa Águeda 


Cuando llega tal día como el de ayer, todo el mundo sabe que la jornada se dedica a las mujeres. O al menos la tradición y la costumbre así lo especifica. Pero no todas las damas lo celebran de la misma forma. En la comarca ribereña, el festejo más peculiar es el que celebran en Peñaranda de Duero donde, a pesar de la reducción de asistentes y la falta de relevo generacional, se sigue nombrando a una alcaldesa por un día, que a través del ‘golpe de estado’ revestido de traje regional, recibe el bastón de mando municipal de manos del alcalde elegido en las urnas tras lanzar una lista de peticiones para que el Ayuntamiento se ponga manos a la obra.
Este año repetía cargo Mercedes Sánchez Pascual, que desempeñó su papel de alcaldesa reivindicativa tachando una petición de su lista. «Íbamos a hablar de la necesidad de que se arreglase el antiguo colegio pero ya hemos visto en Diario de Burgos publicado que se va a hacer, así que eso ya no lo pedimos», comentó entre risas, en un salón de plenos del Ayuntamiento peñarandino más lleno que otros años por la presencia de un grupo de turistas de Granada que no quisieron perderse la ceremonia. La alcaldesa temporal no quiso dejar pasar la oportunidad para reivindicar que se vuelva a abrir la piscina del Palacio de Avellaneda, para «poder disfrutarla y evitar con su uso que continúe deteriorándose» y que se le saque un mayor partido al antiguo cuartel de la Guardia Civil, destinándolo a centro de ocio para todos, ofreciendo un lugar de encuentro para las largas tardes de invierno.
Con la vara de mando ya en su poder, Mercedes y el resto de las festejadoras peñarandinas de Santa Águeda recogieron la imagen de su patrona en la colegiata de Santa Ana y procesionaron con ella hasta el Monasterio de las Madres Franciscanas, donde se celebró la misa. Antes de comer, todavía les dio tiempo a recorrer las calles del pueblo pidiendo propina y manteando a los mozos (si es que se cruzaron con alguno) que se negaban a colaborar monetariamente con ellas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario