martes, 19 de mayo de 2009




A los pies del castillo medieval, Peñaranda se erige como una de las villas más bellas, con un casco urbano de casonas nobles y viviendas tradicionales de piedra y adobe.


CASTILLO: El actual se levantó durante la Reconquista para mantener la frontera con los árabes. Su vista impresiona desde lejos dominando el paisaje. Se ha reformado la Torre del Homenaje, en su interior se alberga un centro de interpretación de los castillos.


PLAZA DE LOS CONDES DE MIRANDA: Alrededor de la elegante plaza de los Condes de Miranda se ordenan las casas con clásico entramado de vigas sostenidas por pilares de madera. En el centro se encuentra un rollo gótico del siglo XV, símbolo de la Casa de Miranda.

PALACIO: El palacio es una joya renacentista. La puerta principal, decorada con guerreros y escudos heráldicos; la monumental escalera de honor; los salones, decorados con ricos artesonados y chimeneas; el elegante patio interior de doble galería hacen de esta antigua mansión una de las residencias nobles más hermosas del Renacimiento español.Recientemente se han restaurado algunos artesonados de madera y reestructurada una parte para su utilización actual en la que destacan los cursos que se imparten.Visitas guiadas en español.

BOTICA DE LOS JIMENO: Perteneciente a una antigua familia de boticarios, conserva la botica tradicional del siglo XVII.

No hay comentarios:

Publicar un comentario